Estatua de Kushtarajagala y leyendas del rey enfermo, en Weligama, Sri Lanka


En la GyozaViajera nos encanta el sudeste asiático. Y Sri Lanka tiene mucha "culpa" de ello. Sus lugares ocultos, alejados de los grandes atractivos turísticos, son una verdadera delicia.

Hoy vemos otro de esos sitios que nos encantan, lleno de misterio y leyendas, con muchas preguntar que resolver y poco conocido. Echamos un vistazo a la estatua de Kushtarajagala.

estatua Kushtarajagala
Estatua de Kushtarajagala en Weligama, Sri Lanka
Índice
  1. Introducción
  2. Historia de la estatua de Kushtarajagala
  3. Leyendas sobre Kushtarajagala
    1. El rey extranjero que se hizo una estatua a sí mismo
    2. El príncipe enfermo y el Dios Natha
  4. Información práctica, horarios y precios

Introducción

Sri Lanka es una tierra llena de historia y diversidad cultural, salpicada por incontables reliquias antiguas y desconocidas que muestran la brillantez artística de sus civilizaciones pasadas.

Una de esas obras maestras ocultas es la estatua de Kushtarajagala, ubicada en Weligama, una ciudad costera que destaca por sus playas vírgenes y su vibrante comunidad pesquera.

Historia de la estatua de Kushtarajagala

La estatua de Kushtarajagala, también referida popularmente como el "rey enfermo" (ahora veremos por qué), tiene un inmenso significado histórico. Además, a día de hoy, son muchos los lugareños que acuden hasta ella pidiendo salud.

Los orígenes de la estatua no están del todo claros, pero se cree que la imagen pudo haber sido creada entre finales del siglo VII y comienzos del VIII.

Tallada en una enorme roca de granito, esta escultura podría ser una representación de un Bodhisattva (probablemente Avalokiteshvara, el Buda de la Compasión) que reinó en el antiguo reino de Ruhuna.

Se cree que la estatua representaría un evento legendario en la vida del Bodhisattva, donde habría curado milagrosamente a un leproso a través de sus poderes divinos.

Leyendas sobre Kushtarajagala

Cómo suele ser habitual cuando los orígenes de una obra no están claros, son varias las leyendas asociadas al lugar. De esta manera, la versión del curandero de leprosos convive con distintas otras versiones que tienen un denominador común: siempre existió alguna persona enferma que se curaba.

El rey extranjero que se hizo una estatua a sí mismo

Una de las leyendas más extendidas sobre la estatua de Kushtarajagala habla sobre un rey extranjero que sufría una enfermedad de la piel (kushta) y que viajó hasta la ciudad de Weligama en busca de tranquilidad para pasar el resto de sus días. Allí, en Weligama, conoció a un médico que pudo curarle.

Rebosante de energía, y sin saber muy bien por qué lo hizo, el rey mandó tallar una estatua de sí mismo y se fue de Weligama en busca de nuevas aventuras.

Esta historia podría tambalearse un poco debido a que, si el rey realmente se hubiese curado, habría mandado tallar la estatua con la imagen del médico y no la de él mismo.

estatua Kushtarajagala
Estatua de Kushtarajagala vista desde la carretera A2.

El príncipe enfermo y el Dios Natha

Entre las distintas versiones que circulan sobre la estatua de Kushtarajagala, hay otra en la que el protagonista es un príncipe, también enfermo.

Se dice que aquel príncipe hizo una ofrenda a Natha para buscar una solución a su enfermedad. El príncipe se curó y, como agradecimiento, habría mandado tallar, esta vez sí, una estatua en honor a su salvador, el Dios Natha.

Información práctica, horarios y precios

Sea cual sea la versión correcta, si es que el algún momento se llega a descubrir el verdadero origen de la talla de Kushtarajagala, lo que es un hecho es que los locales acuden hasta este lugar para pedir a la estatua por la curación de sus enfermedades.

Ubicación de la estatua: se encuentra en un pequeño recinto vallado al que se accede a través de la carretera A2/Matara Rd (justo al lado de un paso a nivel), en Weligama, Sri Lanka. En Google Maps puede localizarse por "Kushtarajagala Statue".
Coordenadas exactas: 5.96948, 80.42001

recinto Kushtarajagala
Torno que da acceso a la estatua de Kushtarajagala.

Horario de apertura: se puede acceder al recinto vallado en el que se encuentra la estatua de Kushtarajagala todos los días de la semana a todas horas. Para entrar hay un torno siempre abierto. Hay que tener en cuenta que por la noche no hay luz.
Precio de la entrada: gratis.

Al noreste de la zona de la estatua de Kushtarajagala, a unos 150 kilómetros, se encuentra Buduruwagala Raja Maha Viharaya, un lugar en el que también se pueden contemplar varias estatuas de Buda muy similares a la propia Kushtarajagala.







Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir