¿Qué hacen los hoteles con los restos de jabón?


¿Eres de las personas que utilizan los jabones gratuitos de los hoteles? Puede que en algunos hoteles hayas empleado la totalidad del jabón que se ofrece. Y quizás en otras ocasiones te quedó un poco de sobra que no se gastó.

En este último caso, hay una organización benéfica que está utilizando esos sobrantes para hacerle llegar jabón a los países con menos recursos en el mundo.

jabon hotel
Jabones de hotel.

Muchos hoteles ofrecen a los huéspedes productos de higiene gratuitos: champú, gel de ducha y una pastilla de jabón. Algunos invitados usan estos mini packs, otros se los llevan a casa como un "recuerdo" y algunos simplemente los dejan intactos.

Y si todo queda claro con los jabones que quedan en los paquetes y los que se llevan los turistas, entonces pocos saben qué pasa con los restos que quedan en los baños de los hoteles.

Por regla general, las pastillas de jabón usadas que dejan los huéspedes simplemente se tiran: a los propietarios de los hoteles les resulta poco rentable fundirlas y reutilizarlas, ya que es bastante caro.

Pero algunos hoteles (hoy en día alrededor de 4.000 en el mundo) han comenzado a cooperar con una organización benéfica internacional, a cuyos voluntarios entregan todos los remanentes de jabón que quedan en los hoteles.

La organización, llamada CleantheWorld y fundada en 2009 por Shawn Seipler, tiene como objetivo proporcionar jabón a personas de países necesitados. Y a estos países se les distribuye de manera gratuita. Puede parecer increíble, pero millones de personas en el mundo viven sin poder acceder a una higiene básica. Y fue Sean Seipler, entre otros, quien se ofreció a ayudarles.

Los voluntarios de la organización benéfica recogen el jabón sobrante que usan los huéspedes de los hoteles y lo transfieren a organizaciones especiales de reciclaje. Aquí, los restos se tratan con productos sanitarios para destruir todas las bacterias, luego se muelen y se moldean nuevos trozos de jabón en una máquina especial preparada para ello.

Posteriormente se empaquetan y se envían a los necesitados, donde se distribuyen de forma totalmente gratuita.







Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir